Manifiesto

El Partido de las Terapias Naturales (PTN) es un partido de ciudadanos/as que defiende un sistema médico de salud y sanación plural, que incluya las terapias naturales, sus prácticas, sus practicantes y sus productos. La salud y la sanación incluyen igualmente a todos los seres vivos y al planeta Tierra, en el que todos vivimos y nos da la vida.

El sufrimiento del ser humano excede el ámbito de la enfermedad física, y su total bienestar solo se puede logra desde una perspectiva holística, es decir, teniendo en cuenta lo mental y psicológico, lo emocional y también lo espiritual.

En España y en la Unión Europea hay datos que demuestran un incremento constante en el uso de estas terapias, por su valor para prevenir enfermedades, mejorar la calidad de vida de los enfermos y para aumentar el bienestar general de las personas. Las instituciones públicas, lejos de atender esta demanda de un creciente número de ciudadanos y ciudadanas, en vez de buscar entender e integrar estas prácticas en nuestra sociedad, de favorecer su uso por sus bajos efectos secundarios, por el ahorro de costes al Sistema Nacional de Salud y por la reducción del consumo de fármacos que estas terapias propician, han favorecido que las terapias naturales se hayan visto sometidas, de manera inaudita e irracional, a ataques injuriosos que pretendían criminalizar estas prácticas y a quienes las practican.

Por ello, el PTN se crea con el objetivo de defender las prácticas, practicantes y productos de terapias naturales desde el ámbito de la acción política, siguiendo los principios expuestos en estos Estatutos, en negociación con todos aquellos actores políticos y organizaciones que manifiesten una inequívoca naturaleza democrática.

FUNDAMENTOS IDEOLÓGICOS

La ideología política del PTN y su programa de acción estarán inspirados y orientados por aquellas ideas, creencias y valores que promuevan el buen vivir, la salud y la sanación.

En primer lugar, queremos señalar que la biomedicina basada en la evidencia científica representa un conocimiento objetivo y universal que posee un inmenso valor en la curación de las enfermedades físicas. Pero, al mismo tiempo, las terapias naturales, basadas en un conjunto de conocimientos cuyos fundamentos no son necesariamente ni objetivos ni universales, no por ello dejan de poseer su propia eficacia para luchar contra el sufrimiento del ser humano.

Dado que en nuestra sociedad la medicina dominante es la biomédica y que las terapias naturales son poco y mal conocidas, queremos explicitar en estos Estatutos qué entendemos por “terapias naturales” y cómo concebimos este amplio, complejo y diverso mundo de terapias.

Por “terapias naturales” entendemos aquellas prácticas relacionadas con la salud y la sanación que no forman parte de la biomedicina, también denominada como medicina alopática o medicina convencional occidental.

Como hemos señalado anteriormente, este conjunto de prácticas y conocimientos asociados a las terapias naturales no se rigen, necesariamente, por los principios en los que se basa la biomedicina, tanto en lo relativo a su fundamentación científica, a sus objetivos terapéuticos o a su eficacia terapéutica. La ausencia de evidencia científica no implica evidencia de su ausencia, sino que aún está por desarrollarse la investigación necesaria que muestre los fundamentos de su contrastada eficacia, en algunos casos milenaria. Esta eficacia se manifiesta principalmente en el ámbito preventivo y paliativo.

Si bien todas las terapias naturales tienen en común una concepción holística del ser humano, hay dos grandes enfoques: el enfoque sanitario y el no sanitario. En este sentido, el PTN propone una doble estrategia en la defensa de las terapias naturales:

  • Enfoque sanitario: a partir de un trabajo de autorregulación de cada una de las terapias, defender la regulación por parte de la Administración de aquellas prácticas, practicantes y productos que ya están regulados en otros países de nuestro entorno, y defender su integración en el Sistema Nacional de Salud (SNS), así como defender la regularización de otras prácticas susceptibles de ser integradas en el SNS.
  • Enfoque no sanitario: aquellas prácticas, practicantes y productos que no sean susceptibles de ser regulados por la Administración con fines sanitarios, promover su autorregulación y defender su libre práctica bajo dicha autorregulación.

La acción del PTN está inspirada en el necesario respeto mutuo que debe haber entre ambos enfoques, el sanitario y el no sanitario, siendo el objetivo común de todos los practicantes de terapias naturales, ya sea prestando servicios terapéuticos o generando productos, facilitar la salud y la sanación en un marco de buenas prácticas, que evite situaciones de abuso hacia personas vulnerables; el respeto a todas las formas de vida, y la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.